Visitas 48
0 0
AdivinaVarios Chistes

Varios Chistes

- Advertisment -

Varios Chistes

CHISTES BLANCOS

Dice un niño a su madre: ¡Mamá, mamá, en el colegio me llaman ‘dientorro’!..Y la madre responde: ¡Niño, cállate y súbete a la silla, que me rallas el suelo!

“Mamá, mamá, en el colegio me llaman ‘Rambo’. −“Tranquilo, hijo, yo iré a hablar con el director”. − “¡No mamá, no te metas tú, esta es mi guerra!”.

Era un año tan seco, pero tan seco, que las vacas, en vez de dar leche, daban leche en polvo.

“Papá, papá, en el colegio me llaman ‘tonto’. −“¡Y a mí qué!” − responde el padre−
−“A ti te llaman ‘imbécil’”.

¿Cómo se sabe cuando un gallego estuvo usando la computadora? −¡Muy fácil, porque la pantalla tiene manchas de corrector líquido!

Adivinanza: “¿Qué es algo verde, que cuando aprietas un botón se pone rojo?”
−“Un sapo en la licuadora”.

Un gallego le habla por teléfono a su amigo Manolete: …ring ….ring. −“Bueno, ¿quién habla?”. −“Manolete, soy yo, Pepillo. Te hablo por el taladro, ¿sabes?”. −“¡Jozú, pos qué bien se escucha!”.

Un ciego le dijo a un cojo: “Hola, ¿cómo andas?”. El cojo responde: “¡Pues ya ves tú!”.

Había un chiste tan malo, pero tan malo…. que le pegaba a los chistecitos.

Estaba Pepito jugando en el patio de su casa y le dice su mamá: “Pepito, no juegues en la tierra”. Entonces Pepito se fue a jugar a la luna y …colorín colorado, este chiste se ha acabado.

En una taberna dice uno: −“Les voy a contar un chiste de gallegos”, pero otro que estaba ahí interrumpe: −“Oiga usted, caballero, pues le aviso que yo soy gallego”.
− “No importa, a usted luego le explicaré el chiste”.

El niño llega a casa: −“Mamá, mamá, en el colegio me dicen el distraído”, y la señora contesta: −“Niño, tú vives en la casa de enfrente”.

Un niño llega con su mamá y le dice: “Mamá, mamá, en la escuela me dicen que estoy muy patón”. La señora le contesta: “No les hagas caso, hijo, …pero, oye, ve y saca tus zapatos del garage, porque tu papá quiere meter el coche”.

−“¡Mamá mamá, no quiero a mi abuelita!”. − “Pero cómo se te ocurre decir eso, hija”. −“De verdad, mamá, no la quiero”. −“Bueno, hija, déjela a un lado, pero cómase el arroz, ¿vale?”.

−“¡Mamá mamá, en el colegio me llaman egoísta!”. − “¿Ah sí, pues diles que mierda para ellos”. −“¡No mamá, para mí, para mí!”.

Una fulana le cuenta a su amigo: −“Pues esta mañana al levantarme me encontraba tan mal, que decidí matarme tomándome mil aspirinas”. −“¿Ah sí. Y qué pasó?”. −“Que después de tomarme la segunda me encontré mucho mejor”.

Chiste cruel: “Señora, señora, ¿puede dejar bajar a Pepillo a jugar fútbol con nosotros?”. La señora responde: −“Pero si ya saben ustedes que él no tiene brazos ni piernas”. −“¡Sí, ya los sabemos, pero es que bota padrísimo!”

¿Saben por qué los gallegos se toman la leche en el súper?… Pues porque en el cartón dice: “Ábrase aquí!”.

¿Por qué los gallegos van en grupos grandes al consultorio del médico? −Porque en la entrada hay un letrero que dice: “Se atienden pacientes de ocho a diez”.

Se encuentran dos gallegos: “Hombre, Manolo, que he ido a Las Vegas y he jugao en una máquina y jamás he perdido”. − “No te creo Venancio, ¿has de ser millonario?”
− “ Pues millonario no, pero no se qué voy a hacer con tantas coca colas”.

¿Por qué los gallegos no entran a la cocina? − Porque hay un bote que dice “sal”.

La maestra pregunta: “A ver Pepito: dime cinco cosas que tengan leche”. Muy fácil, señorita, responde Pepito: “cinco vacas”.

Anuncio leído en un periódico de gallegos: “Pinto casas. Voy a domicilio”.

¿Por qué los gallegos se ponen smoking para ir a la óptica? − Porque van a la graduación de sus lentes.

En un centro comercial se fue la luz durante varias horas y se quedaron 25 personas en los ascensores y dos gallegos en las escaleras mecanicas.
Un taxista gallego iba con la radio prendida por la avenida principal de una ciudad. De repente la programación se interrumpe y anuncia un locutor: —Atención, atención. A los automovilistas que estén por ingresar a la avenida principal les informamos que se ha identificado allí a un automovilista que circula en sentido contrario. El gallego mira hacia adelante y exclama: — “¿¿Uno?? ¡¡Son como mil!!”.
Otro de gallegos. Iban Manolo y Venancio, dos gallegos, por la calle.
− “Venancio, ¿qué llevas un zapato negro y otro café?”. Manolo le contesta:
− “No lo vas a creer, en casa tengo otro par igual”.

¿Qué hacen los gallegos cuando tienen frío? Se acercan a la estufa.
¿Y cuando tienen mucho frio? La prenden.

Una mañana un gallego estaba de paseo por Madrid y pregunta a un señor en la calle cuál autobus tomar para llegar a la catedral. El señor le responde que el autobús número 48. Despues de cinco horas el señor sale del trabajo y ve al mismo gallego todavía esperando el autobús en la parada.
− “¿Qué hace usted todavía aquí? ¿Qué acaso no ha pasado el autobús 48?”
− “¡Joder. Pues apenas han pasao 39!”
En una función de cómicos, era el turno del ventrílocuo, y dice un chiste de gallegos, pero de repente se escucha a un señor que se para muy enojado y reclama:
− “¡Oiga, por favor más respeto, que yo soy gallego!”
Y el ventrílocuo contesta:
− “Discúlpeme señor, no lo sabía”
− “¡No le hablo a usted, le hablo al niñito que tiene sentado en sus piernas!”.

¿Cómo se reconoce a un gallego en un aeropuerto?
−Porque les tira el alpiste a los aviones.

¿Cómo se puede reconocer a un gallego en un velorio?
− Porque es el único que lleva regalo.

Dos gallegos en el club deportivo, uno se estaba bañando y la dice al otro:
− “Oye, Venancio pásame el champú”. Y Venancio se lo pasa.
− “Jozú, este champú no me sirve, aquí dice para cabello seco y yo lo traigo mojado”.

− “¡Hey Manolo! ¿Cómo se escribe bala?”.
− “Ponlo como suena”. Y el otro escribió: ¡PUM!

En Galicia, las botellas tienen abajo una leyenda que dice: «Ábrase por el otro extremo».

En Galicia dejaron de pasar en televisión los anuncios de MARLBORO, porque los gallegos empezaron a comprar caballos.

Un gallego hace una llamada de larga distancia por operadora:
− “Señorita. Quiero hacer una llamada telefónica a la ciudad de Madrid”.
− “Bien, señor, ¿qué número quiere?”.
− “¿Qué números tiene?”

CHISTES DE COLOR

Un tipo llega a una fonda de comida rápida. “Tráigame por favor una hamburguesa y un hot dog”. La mesera le trae un plato en el que sólo había un pan para hamburguesa pero no había nada dentro, luego ella levantó la axila y sacó la carne de la hamburguesa para ponerla dentro del pan. Entonces el cliente le dice: “Sabe, mejor ya no me traiga el hot dog”.

Un gallego le dice a otro: Hola Manolo, ¿a que te dedicas? − “Vendo huevos”.
− “¿Y qué haces con los huevos vendados?
Un hombre entra en una panadería, y pide: “Me da una barra de pan, y si tiene huevos, una docena”… Y se fue con doce barras de pan.
Estaban tres hombres en un topless bar y uno de ellos le puso un billete de 10 dólares en la tanga a la bailarina que les bailaba junto a su mesa; otro le puso un billete de 50 dólares, y el tercero (que era un chilango) sacó su tarjeta de crédito, le alzó la tanga a la bailarina y le deslizó su tarjeta por la rabadilla como si fuera tarjeta de débito, al tiempo que recogió el dinero.

Pregunta: ¿Qué clase de vástago sale cuando se casa una prostituta con un sabio? –Respuesta: “Un chilango, porque esos hijos de puta creen que lo saben todo”.

Pepillo y Manolo son dos gallegos que van por la calle, y Pepillo dice: “¿Sabes, Manolo? Tengo ganas de acostarme con Claudia Schiffer otra vez” −“¡Qué coño! ¿Qué te has acostao con Claudia Schiffer?” −“No, es que me han entrao ganas antes más veces”.

Dos gallegos: “¡Manolo: mira qué botella de vino que traigo! ¿Qué te parece si nos la chupamos?” −“¡Venga, vale. Y después nos bebemos el vino!”.

En el confesionario, Inmaculada, una viejecilla de 84 años, se sincera con el cura: “Padre, me confieso que tuve una noche loca de sexo”. −“Sí ya me lo dijo, pero de esto hace más de cuarenta años”. −“Ya lo sé, padre, pero es que me gusta comentarlo”.

−“¿Tu mujer grita cuando hacen el amor?” −“No, ella siempre grita después: cuando me limpio la polla y el rabo con las cortinas!”.

La niña: “Mamá, mamá, Pepito tiene la pililita como una almendrita”. La mamá: “¿De pequeñita?”. −“¡No, de saladita!”.

La niña llega de la escuela y le dice a su mamá: “¡Mami, mami: un señor en el parque me dijo que si me quitaba los panties y me dejaba ver y tocar debajo de la falda, me compraba esta paleta tan deliciosa que está!”.

Un tipo, pasado de copas, grita en una taberna: “¡Viva la menstruación!”, y otro que estaba cerca le dijo: “querrás decir que viva la revolución”. El primero contesta: −“¡Me da igual, el caso es que corra la sangre!”.

Niñas modernas: Estaban dos colegialas de diez años converesando durante el recreo: −“Fíjate que me ha salido un pelo en el coño”. La otra le dice: “¿Y no te molesta para follar?”.

Un niño de tres años a su papá: “¡Papi, papi, juguemos a que usted es puto!” y el padre lo azota con la faja. Al rato vuelve el niño: “¡Papi, , juguemos a que usted es puto!”, y el padre lo golpea de nuevo con lo primero que tenía en la mano: −“Bueno, −responde el niño llorando−, entonces yo soy puto y tú Mickey, ¿sale?”.

Dos niños gallegos. Paquiña le dice a Paquiño: −“¡Paquiño, que me caigo!” y él la detiene del trasero rápido para que no se caiga, y luego le dice: −“¡Pero Paquiña, que la mano me ha quedado oliendo a mierda!”. −“¡Pues ya te dije que me caigaba!”.

Pregunta la maestra en la clase: “A ver niños: ¿quién de ustedes sabe con qué se quita la diarrea?”. Varios niños sugirieron toda clase de remedios y medicamentos conocidos. Pero Pepito responde: −“¡No señorita, se quita con unos ostiones, según mi mamá!”. −“¿Con ostiones?”, pregunta la maestra sorprendida. −”Sí maestra, porque anoche escuché que mi mamá le dijo a mi papá: “te voy a tener que dar unos ostiones para ver si se te para esa mierda”.

Un médico forense y su enfermera estaban haciendo una autopsia. En eso al muerto se le cae la sábana y la enfermera exclama al ver sus partes: “¡Ay Dios mío, qué cosa!”. El doctor le dice: “Así es como la tengo yo”. −“Así de tiesa, doctor?”. −“¡No, así de muerta!”.

En una farmacia, un cliente dice: “¡Señor, me da un pinche condón!”. El farmacéutico: “Oiga caballero, por favor cuide usted su lengua”. −“¡Ah, entonces deme dos!”.

−“Has oído hablar de la píldora para el día después para hombres?” −“¡Pero si eso es imposible!”. −“No, lo que hace es cambiarte el grupo sanguíneo, para salir de broncas por si acaso”.

Un gallego le dice a una gallega: “¡Hey, Pepita, ahora sí ven conmigo, que la tengo como un tren!”. La gallega le contesta: “¿de larga?”. El gallego responde: “¡No, de sucia!”.

En una escuela primaria, la profesora de biología quiere iniciar el tema de educación sexual para sus alumnos de nueve y diez años: “Chicos, hoy les voy a explicar lo del polen y las abejas”. “¡Profesora!, −interrumpe un chico del fondo− los que ya hemos follado, ¿podemos salir al patio?”.

Un elegante caballero entra en un restaurante de lujo acompañado de una rubia despampanante y el mesero le pregunta: “Al señor ¿qué le pongo?”. −“A mí un whisky doble en las rocas, por favor”. “Y a su señora ¿qué le pongo? −añade cortésmente el mesero. −“¡A mi señora ponle un fax y dile que me la estoy pasando de poca madre!”.

¿Cuál es la diferencia entre una señora y una señorita? −Que las señoritas dicen “¡ay!” y las señoras dicen “¡ahí!”.

Una joven le grita a su amiga que estaba en la acera de enfrente: “¡llámame!”. La amiga responde: “¡yo también!.

Dos gallegos conversando. Manolo le dice a Venancio: − “Esto del SIDA está terrible”.
− “¡Coño que si lo está! Yo por eso traigo siempre puesto el condón, sólo me lo quito pa´coger y pa´miar”.

Dos gallegos hablando en un bar:
− “Venancio, he descubierto que mi mujer me engaña… y con un gallo”
− “¿ Con un gallo?, ¿por qué?”
− “Porque ayer abrí la almohada y la encontré rellena de plumas”.
El otro gallego se queda pensativo y al rato dice:
− “Pues ahora que lo mencionas, estoy seguro de que mi mujer me engaña con un caballo”.
− “¿Con un caballo?, pues no puede ser”.
− “Pues sí. Fíjate que la otra noche me asomé debajo de la cama y encontré un jinete”.


Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos Chistes

Visita al doctor

Dos niños estaban en la sala de espera de un médico. La niña sollozaba suavemente. "¿Por qué lloras?", le...

Logica del hombre

Una pareja quiere divorciarse, pero antes debe decidir quién será el tutor principal de su hijo. El jurado pregunta...

Buenas noticias

"Tengo buenas y malas noticias", le dice el abogado defensor a su cliente. "¿Cuál es la mala noticia?" El...

Matrimonio

Una mujer se despierta durante la noche y descubre que su esposo no está en la cama.Se pone el...
- Advertisement -

Los panes

Jesús, solo hay un pan y un pez, y somos demasiados. Dámelos, yo me encargo. Te… ¿Te los comiste? Sip. No eres Jesús,...

Músculos

Se encuentran 2 amigos y uno le dice al otro, - ¿Cómo te va el el gimnasio? - ¡Brutal! Me han...

Para Leer

Visita al doctor

Dos niños estaban en la sala de espera de...

Logica del hombre

Una pareja quiere divorciarse, pero antes debe decidir quién...
- Advertisement -

Chistes RecomendadosRELACIONADOS
Recomendados